Ambientadores ecológicos Ambielectric – Los olores permanecen en la memoria del cliente

ambientadores ecologicos ambielectric

¿Cuál es la meta de todo empresario? Conseguir que sus artículos sean los favoritos de un número creciente de gente. Y, al igual que una persona tiene un olor característico, ¿pueden las marcas tener un odotipo asociado? La respuesta es positiva y unos ambientadores ecológicos Ambielectric te ayudarán a enamorar y fidelizar a tu público para que muestre predilección por el producto que comercializas.

Si alguien camina por un centro comercial y distingue los olores que encuentra, identificándolos con las marcas que allí se venden, se podría felicitar a las empresas por alcanzar ese objetivo. El usuario enlazó positivamente las fragancias con las firmas. Y esto es lo que se persigue, en la actualidad, con el marketing sensorial o en específico, con el aromarketing.

Esta estrategia ha empezado a ser parte de los esfuerzos comunicacionales de las corporaciones. Así nace el logotipo aromático u odorífero del producto que el público es capaz de identificar tan claramente como la combinación de letras, formas y colores que hasta hoy eran la carta de presentación de las marcas.

Ciertas esencias se asocian con una mercancía particular

De esa manera, el olor a vainilla identifica a una panadería o pastelería, el de hierba provoca viajar y estar en espacios abiertos, el ámbar evoca una época anterior y los cítricos generan sensación de limpieza. Los aromas también son útiles para transmitir valores como fiabilidad, firmeza, honorabilidad, amistad, presteza, responsabilidad, etc.

El sector alimentario, en especial, siempre ha asumido que las esencias determinan la atracción que los alimentos causan en las personas. Pero, actualmente existe gran conciencia de la importancia del papel que juega el olfato sobre las ventas. Por eso, ahora en los supermercados se elabora pan. Ese olor estimula a los usuarios a adquirir una mayor cantidad y variedad de productos.

A la hora de escoger tu odotipo, se cuidadoso porque por error podrías lograr el efecto contrario, provocando rechazo en lugar de seducción. Es preferible utilizar una fragancia delicada que no intoxique a la gente. A modo curioso, en USA los contratos de las áreas comerciales comienzan a añadir cláusulas que impidan que el marketing olfativo de un local perjudique a los que están a su alrededor.