Jun 21

Mesas dulces para bautizos, una apuesta segura

El día en el que bautizamos a nuestros hijos es sin ninguna duda uno de los días más especiales de toda nuestra vida. Es un momento único e irrepetible, por lo que es normal que queramos que todo salga a pedir de boca y que nuestros invitados lo pasen en grande, prestando especial atención hasta al más último detalle y esforzándonos por rozar la perfección.

Son muchas las cosas que hay que tener en cuenta, comenzando por encontrar una iglesia que se adapte a nuestros gustos y a nuestras necesidades, y terminando por llevar a cabo todos los preparativos. Somos perfectamente conscientes de que no es una tarea precisamente sencilla, por ello hemos querido echarte una mano para que todo salga perfecto.

Tras ponernos al día en la última moda en cuanto a la preparación de bautizos se refiere, nos hemos dado cuenta de que en los últimos años hay un elemento que siempre está presente y que se ha convertido en protagonista. Se trata de las mesas dulces para bautizos y, a continuación te vamos a dar una serie de consejos para que puedas prepararla tú mismo. ¡Toma nota!

Escoge una temática

Una de las señas de identidad de estas mesas dulces es la decoración que llevan detrás. Para acertar te recomendamos que escojas una temática acorde con la fiesta, y para ello lo mejor es pensar en el tipo de invitados que vas a tener.

Una vez claro esto, podrás comenzar a buscar elementos decorativos con los que consigas el  resultado esperado. Necesitarás contar con muchos elementos: cubiertos, servilletas, cestas para los dulces, etc. Puedes comprar cubiertos baratos en Plasticomanía, una tienda online en la que además de unos precios muy competitivos, encontrarás un amplio catálogo de posibilidades para elegir.

¿Qué dulces vas a poner?

También deberás elegir qué dulces vas a poner en la mesa, y es que las posibilidades entre las que escoger son innumerables. Si lo que buscas es que quede bonita y que todos tus invitados se saquen fotos junto a ella, te recomendamos que apuestes por dulces del mismo color y que combinen a la perfección entre ellos.

Los dulces de color blanco como base, combinados con otros de colores diferentes suelen quedar muy bien. Pruébalo, ya que cuanto más pruebes, más posibilidades tendrás de dar con el resultado perfecto.

Sitúala en un sitio visible

Ya sabes la temática de la mesa, los elementos que necesitarás y el tipo de dulces que vas a utilizar. Ahora tan solo te falta saber dónde la vas a situar y, te recomendamos que la pongas en un sitio perfectamente visible que no pase desapercibido.

Ten en cuenta que el objetivo es que se convierta en uno de los principales focos de atención, por lo que es importante encontrarle un buen sitio que capte la atención de los invitados. Puedes optar por situarla en el centro de la celebración, aunque si no es posible, apostar por lugares cercanos a la entrada también son una muy buena opción.