Dec 11

Tratamiento ignífugo en madera: proporcionando segundos vitales

tratamiento ignifugo en madera - creación sitios web profesionales

La extensa colección de conocimientos e invenciones que existen hoy, en un alto porcentaje, provienen de elementos y hechos peligrosos, que fueron dominados y transformados en nuestro beneficio. Para ilustrar podríamos mencionar,  el veneno de las serpientes y sus antídotos, las plantas tóxicas usadas en la elaboración de medicinas o el poder destructivo del fuego, que requiere de un tratamiento ignífugo en madera como una forma de minimizar sus consecuencias.

Sin embargo, previo al control, hay que saber cuáles son los elementos que hacen posible la aparición del fuego. Sabemos que no se trata de una sustancia, sino de una manifestación temporal de energía. Específicamente, de aquella presente en la materia que se consume, generando luz y calor en un ambiente oxigenado.

Entendiendo el fenómeno

Ahora bien, cuando se habla de prevención de incendios se necesita considerar la resistencia y el comportamiento de los materiales frente al fuego:

  • La primera se refiere al periodo en que mantienen sus propiedades estructurales intactas antes de consumirse. Los gases y productos maderables serían los más susceptibles, y los líquidos y metales los menos sensibles.
  • El segundo se relaciona con la respuesta del material al ser expuesto a altas temperaturas, determinando si actuaría como retardante, aportaría combustible o generaría gases tóxicos.

Al respecto, es interesante notar que la madera es uno de los componentes con comportamiento más seguro; puesto que, mientras no colapse completamente mantendrá su fuerza e integridad estructural, sin deformarse ni explotar.

A pesar de ello, se quema rápidamente, y el objetivo del tratamiento ignífugo es incrementar el tiempo que la misma resistirá a las llamas. Permitiendo, de ese modo, la evacuación rápida de personas y animales, y la actuación diligente de los bomberos, que prestan especial atención a los equipos eléctricos, las vigas y los dinteles de las puertas.

Objetivos y métodos

Así, con educación y una adecuada concientización de cómo proceder, la gente puede realizar, con poco riesgo, las actividades normales que les permiten ganarse la vida. Por ejemplo: participar en la creación sitios web profesionales, elaborar informes económicos y todas esas diversas labores que diariamente contribuyen al bienestar de la sociedad.

Para hacer ignífuga la materia se han desarrollado tres técnicas:

  • Una que durante la fabricación, a nivel molecular, la transforma a algo menos proclive a encenderse. Esto no es factible de hacer en todos los casos.
  • Otra que incorpora sustancias inhibidoras en el proceso fabril. Una idea con mayores posibilidades que además protege a largo plazo.
  • La tercera consiste en darle al producto terminado una cubierta aislante adicional, ya sea en fábrica o en el mismo lugar de la instalación. En este escenario específico, se debe tener en cuenta el desgaste causado por el tiempo y el uso, haciendo necesaria una renovación periódica.