¿Quiere traducir un documento?, le indicamos los pasos a seguir

En el momento de tomar la decisión de realizar la traducción de un documento, independientemente del tipo de idiomas a los cuales se refiera, existen una serie de pasos que deben seguirse, para emitir un documento traducido de calidad, con el cual el cliente quede satisfecho y cada vez que requiera  realizar traducciones, piense en usted como proveedor de servicios.

¿Cuáles son los pasos que se deben seguir para realizar traducciones de documentos?

1.-Solicite los documentos a la cual su cliente desea realizar las traducciones: esto con el fin de revisar si realmente tiene la capacidad de realizar dicha traducción, ya que existen documentos que poseen un lenguaje muy técnico o muy especializado. Si usted no tiene la capacidad de realizar la traducción de los documentos, por favor no lo haga, ya que su reputación puede quedar en entredicho. Una agencia de traducciones e interpretaciones, donde existe el personal calificado para ello, si tendría la capacidad de tomar el trabajo de traducciones de dichos documentos.

2.-Lea el documento referencial con detenimiento: esto le permitirá darse cuenta si tiene dudas con respecto a los términos, el contenido, el mensaje, el estilo, la extensión y el grado de dificultad que pudiera tener el documento. Lea el documento por lo menos dos veces, y marque aquellas palabras, frases o texto donde considere que pudiera tener dudas. En el caso de la revisión de las traducciones a realizar, se recomienda tener impreso el documento, para tomar notas, subrayar, marcar cuando se tienen dudas, caso contrario lo puede realizar desde la computadora. Donde usted considere que tiene dudas razonables, consulte con el cliente y si se trata del idioma con expertos o el jefe de proyectos.

3.-Utilice todos los recursos para realizar una traducción de calidad: cuando se trata de realizar traducciones, el uso de recursos y herramientas, como glosarios, diccionarios, internet, bibliotecas virtuales, revistas especializadas, mentores, etc., son utilizados para entregar un trabajo de calidad, investigar, estar actualizado en el tema en el cual se especializa el traductor, analizar, es una responsabilidad que debe asumir como profesional para cumplir a cabalidad con sus funciones. El tiempo dedicado a la investigación dependerá en gran medida de la naturaleza del contenido que se va a traducir. El traductor tiene la responsabilidad de investigar sobre el tema del texto y asegurarse de utilizar con precisión los términos equivalentes en el idioma de llegada, sobre todo si se trata de traducciones especializadas como: traducción técnica, traducción páginas web, traducción médica, traducción científica, traducción legal.

4.-La lectura definitiva: realizadas todas las investigaciones sobre el contenido al cual se le va a realizar las traducciones, es conveniente leer de nuevo todo el texto original, ya que despejadas las dudas se está en capacidad de comprender mejor y en su totalidad el mismo. Esta lectura nos dará el contexto global del mensaje a transmitir en la traducción del contenido.

5.-El primer borrador: ya con la lectura definitiva, se está en capacidad de empezar a realizar la traducción, dándole el sentido correcto al contenido, en caso de que no seas muy específico recuerda que es un borrador, documento que será editado , revisado y perfeccionado. En este sentido lo más recomendable es buscar de emitir un documento que tenga los menos errores posibles, con el fin de ahorrar esfuerzo y tiempo.

6.-Emite el documento definitivo: emitido el borrador revísalo muy bien, tanto la ortografía, la sintaxis y cuidando el sentido de la traducción, hay que leer y revisar cuidadosamente el documento de las traducciones emitido, si se debe realizar algún cambio es el momento. Antes de emitir el documento definitivo revisa que aquel texto que ha resultado difícil de traducir este correcto, que los términos y las palabras utilizados tenga el  sentido correcto en el mensaje que se desea transmitir.

7.-Haga que un experto en el tema revise el documento antes de entregarlo: se trata de cuidar y realizar un control de calidad, con una persona que posea la experiencia en el tema, revisar posibles errores que se puedan estar pasando por alto, como la ortografía, la gramática, el sentido, la terminología, la sintaxis. Leer el documento como si fuera el original. Leer como si fuera el documento original en el idioma al cual traducimos el mismo. En este paso es recomendable buscar apoyo, ya que dos personas puedan darse cuenta de algunos detalles que puedan pasar desapercibidos. En empresas o agencias de traducción existen traductores que ejercen este rol, aunque lo más profesional es revisar nuestro propio trabajo tantas veces se haga necesario. No dude en consultar al cliente, en caso de que aun mantenga alguna duda.

8.-Cierre de la traducción: La diagramación y presentación deben ser lo más parecido al texto original. Lea el documento en voz alta, y revise las recomendaciones que le hubiese dado el experto qué reviso el documento en el punto anterior. Realizado este punto, si se encuentra totalmente satisfecho con el proceso de traducciones efectuado, cierre el proceso.

 

¿Cuáles son las técnicas utilizadas en el proceso de traducciones?

  • La traducción literal: la traducción literal o palabra por palabra es aplicable cuando entre dos lenguas existe una correspondencia previa de estructura y de significación e impera una equivalencia exacta entre las distintas palabras.
  • El préstamo semántico: el préstamo semántico como técnica de traducción consiste en utilizar una palabra o una expresión del texto original exactamente igual en el texto de destino.
  • El calco: el calco consiste en traducir literalmente los elementos que componen un sintagma para evitar caer en los extranjerismos o préstamos semánticos.
  • La transposición: consiste en cambiar de categoría gramatical una parte de la oración sin alterar su significado general.
  • La modulación: en las traducciones tiene lugar cuando se produce un cambio en la base conceptual de un término, es decir, en el punto de vista, en la perspectiva, pero sin alterar su sentido
  • La equivalencia: equivalencia a la hora de traducir, se refiere a intentar reproducir una misma situación mediante recursos estilísticos y estructurales completamente distintos.
  • La adaptación: sustitución cultural o equivalente cultural, consiste en traducir elementos culturales del idioma de origen por otros que se adapten a la cultura del idioma de destino.
  • La sinonimia léxica: en traducciones se refiere cuando el traductor opta por una solución de traducción en la lengua de destino que no coincide exactamente pero se aproxima a la empleada en el idioma de partida
  • La reestructuración: cambiar el tipo de oración o incluso, el número de oraciones para transmitir correctamente el mensaje del autor.